Ejercicios para una mamá fitness

NefertariSin categoría0 Comments

Sabemos que ser madre es una de las etapas más hermosas de la vida de una mujer, pero de igual forma implica un cambio de vida de 180 grados, dejas de realizar actividades que solías hacer y dedicas todo tu tiempo y atención a tu pequeño, pero puedes aprovechar pequeños espacios en tus actividades para retomar tu actividad física y mejor aún, con la ayuda de tu bebé.

 

  • Cardio. Para comenzar o acabar tu rutina de ejercicios. Puedes salir a caminar con paso acelerado con el carrito o con un porta bebés. El bebé tiene que tener más de seis meses para que pueda sentarse en el cochecito. Puedes hacerlo durante media hora.

 

  • Puente en supino con guagüita. recuéstate boca arriba con tus rodillas dobladas y coloca a tu bebé sobre tu cadera. Levanta la cadera lentamente, sin separar los hombros del piso, mantén esta posición 10 segundos y luego regresa a la posición del comienzo. (Repetir 10 a 25 veces)

 

  • Abdominales. Recuéstate boca arriba con las rodillas flectadas y las plantas de tus pies sobre el piso (posición del clásico abdominal), pon a tu guagüita sobre tu cadera y luego levanta tu pecho y cabeza del piso (la idea es que hagas un abdominal y lo mantengas 10 segundos), repite 10 a 25 veces.

 

  • Brazos. De pie, coge a tu bebé y estira los brazos para que quede enfrente de ti, solo tienes que subir los brazos mientras expiras y cuando vayas bajándolos suelta el aire lentamente.

 

  • Cardio. Para comenzar o acabar tu rutina de ejercicios. Puedes salir a caminar con paso acelerado con el carrito o con un porta bebés. El bebé tiene que tener más de seis meses para que pueda sentarse en el cochecito. Puedes hacerlo durante media hora.

 

  • Sentadillas. Puedes utilizar un porta bebés o sostener a tu bebé con los brazos estirados enfrente de ti. Con las piernas abiertas y un poco dobladas baja echando los glúteos hacia atrás, sin que las rodillas queden por delante de tus pies. Puedes apoyarte contra la pared para tener más equilibrio.

 

  • Relajación. Para terminar con tu ejercicio, pon a tu bebé en tu pecho y mientras le acaricias la cabecita y la espalda, respira profundamente. Esto hará que él también se relaje contigo.

 

Esperamos que estos ejercicios les sean de mucha utilidad, a disfrutar con tu pequeño!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *